domingo, 5 de junio de 2011

Cada minuto que pasa es una oportunidad de seguir cambiando
 
 
Un día puedo sentir que estoy tocando el cielo y al día siguiente sentir como el mundo se me hecha encima.

Mil veces he tenido la sensación de tener el control, de sentir que nadie ni nada va a estropearme el momento, sentir que tengo el mundo bajo mis pies y que por momentos soy feliz, me siento segura. Pero de repente, algo sucede, y todo se da la vuelta. De repente te ves sola, en medio de una oscuridad plena, en una habitación sin salida… no sabes lo que ha podido sucede, pero ha pasado. Ese momento de felicidad en un segundo ha muerto.  En ese instante sientes como nada vale la pena, como la felicidad y la seguridad se pueden ir por momentos. Pero ante todo, antes las dificultades, hay que luchar, hay que sacar fuerzas de donde sea para que esos momentos de oscuridad no te hundan, luchar para ser más fuerte que tus miedos y darles una lección de superación a todos lo que nunca creyeron en ti.
 

1 comentario:

  1. Muy lindo tu blog!
    me gusto mucho tu entrada...
    Las imagenes son preciosas!
    Te felicito! ♥
    Te invito a pasarte por mi rinconcito cuando gustes!
    Te sigo, un beso!
    Nos leemos!

    ResponderEliminar